Descripción

La construcción del Puente de Santiago fue motivada por la necesidad de más puentes en la ciudad. Los obreros que construyeron sus cimientos trabajaban en turnos cortos, ya que lo hacían en habitáculos a presión, en el interior del cauce del río, para evitar que penetrara el agua.