Descripción

La historia de la Iglesia de San Juan de los Panetes comienza cuando se levanta el templo barroco a partir de 1725 sobre el solar de la iglesia anterior, que perteneció a la Orden de San Juan de Jerusalén. Destaca la torre octogonal de ladrillo, conocida por su curiosa inclinación y cuya fisonomía recuerda la tradición constructiva del siglo XVI.

El templo actual se edificaba, tras derribar el antiguo, por mandato del Castellán de Amposta de la Orden de San Juan de Jerusalén propietaria del mismo desde el siglo XII. Don Vicente de Oña iniciaba las obras de la nueva iglesia, terminadas en 1725 siendo Castellán don Francisco Gaspar Lafiguera, según consta en una inscripción situada en el testero. La portada ha sido recientemente restaurada (2001).