Descripción

La Iglesia nuestra Señora del Portillo se remonta a la época de la Reconquista, vinculado a una intervención milagrosa de la Virgen que salvó la ciudad de un ataque musulmán en 1137. La fábrica barroca del siglo XVIII ha sido objeto de importantes intervenciones a lo largo de los siglos XIX y XX. Su ubicación junto a una de las puertas de la muralla, le ocasionó graves daños durante la guerra de la Independencia.

En 1908 se inaugura en su interior la Capilla de las Heroínas, en honor a las mujeres que lucharon con valentía en los Sitios: Agustina de Aragón, Casta Álvarez y Manuela Sancho. El día 5 de febrero, festividad de Santa Águeda, las mujeres zaragozanas acuden con gran fervor a esta iglesia para venerar las reliquias de la mártir que se guardan en su interior.